Días

0
582

Un día te conocí,
un día cualquiera empezabas a llamar mi atención.
Dos días más y empezaba a interesarme tu historia.
Diez días más y eras un personaje en mi mente
que no le faltó imaginación,
y así mis día sin ti,
atrasando las horas para poder saber de ti.
Mirando la fotografía,
y decir que eres mi sueño ideal.
Las noches enteras pensando en la forma que besan tus labios y yo
acabándome los pensamientos en tí.
Un mes y dos días, empiezo a alucinarte pensando que estás aquí.
Dos horas menos que las de ayer
y ya te empiezo a extrañar otra vez.
Que tiene tu mirada que quita la noche,
que tiene tu boca que me seca el paladar sin saborear a que sabes en realidad.

Dejar respuesta