Frases de la película Mujeres al borde de un ataque de nervios

0
932

¿Cómo? ¿Que todavía no has visto Mujeres al borde de un ataque de nervios? Bueno, te damos unos días de tregua. Mientras, aquí te dejamos algunas frases de la película para que vayas abriendo boca.

Es una creación de nuestro director Pedro Almodóvar y a pesar de que data de 1988, sigue siendo una de las películas que todo el mundo debería ver al menos una vez en su vida. Fue galardonada con un Goya a la mejor película y candidata a los premios Óscar. Los datos que la acompañan son alucinantes. En el año de su estreno la vieron más de un millón setecientos mil espectadores y se convirtió así en la película más vista después de El último emperador. En ella aparecen actores tan míticos de la talla de Carmen Maura, Antonio Banderas o Loles León.

Curiosidades de la película

frases mujeres al borde de un ataque de nervios
Fuente: filmaffinity

Y hablando de los actores… he aquí la parte más ‘rosa’ de toda esta historia. Según cuentan, el rodaje de la película fue el punto y final a la relación entre Carmen Maura y Almodóvar. Ambos han asegurado que el rodaje fue un auténtico infierno. De hecho ¿no os habéis preguntado nunca por qué nunca han vuelto a trabajar juntos?

Y sin más dilación (y porque no queremos hacer spoilers…) aquí tenéis algunas de las mejores frases de Mujeres al borde de un ataque de nervios.

Frases de Mujeres al borde de un ataque de nervios

Es más fácil aprender mecánica que psicología masculina. Una moto puedes llegar a conocerla, a un hombre jamás.

Yo lo que quiero es una casa. Y esto no es una casa casa.

La gente joven, no sabéis luchar por las cosas. Os creéis que todo es placer. Pues no, hay que sufrir. Y mucho.

Pepa, es que estoy metida en un lío muy gordo… Hace tres meses ligo con un chico. Pasamos juntos el fin de semana. Cuando se fue yo no sabía su nombre ni ná de ná. Pero me quedé colgadíta, no podía pensar en otra cosa.

Estaba segura de que volvería y de que haría lo que él me pidiera. Y volvió hace dos semanas. Con dos tíos más.

Pepa, yo no sabía donde presentarme. Yo no podía ir a Málaga con esta papeleta… Bastante es que soy modelo.

Lo siento señorito, pero yo soy testiga de Jehová y mi religión me prohíbe mentir. Yo sólo puedo decir la verdad, toda la verdad y nada más que la verdad. ¡Ya me gustaría a mi mentir, pero eso es lo malo de las testigas que no podemos!

Ahora que me lo dices, ¿tú sabes que se te ha quitado la tirantez esa de las vírgenes? Es que las vírgenes son muy antipáticas…

¿Qué frase añadiríais a la lista? ¿Qué es lo que más os gusta de Mujeres al borde de un ataque de nervios? ¿Y lo que menos?

Por último, os dejamos también las mejores frases de Sonrisas y lágrimas, película de la cual celebramos hace nada su 50 cumpleaños. Y atentos porque en el post os contamos qué fue de los actores de la película. ¿Imaginas cómo son los ‘niños’ 50 años después del rodaje? ¡tenemos fotos!

Dejar respuesta