Le tour

1
664

Lo ví, me impacto.

Me pareció sublime y por eso os lo enseño, para que podaís disfrutar como yo con la lectura de este poema.

Espero que os guste, y desde aquí mi más sincera enhorabuena a la autora.

Un amarillo baña la calle,
La ciudad calla.
No vuelan hojas,
No hay transito.

Tu silueta de espaldas,
Mis llaves en la cerradura.

Un abanico de dientes
Que nace. Se instala.
Tus ojos mantienen la misma mirada clara,
pero con más brillo.
La luna gira en la puerta.
Las esquinas sonríen y se esconden.
Desaparecen las veredas y las casas.
Los pájaros espían desde los cables.

Los cuerpos no contienen el alma y se mezclan

Mi cabeza en tus manos,
Mis brazos en tu cintura
Un piano justo para los labios.

Los corazones respiran,
Se abrazan,
Lloran caricias bajo las sábanas.

Es tan inmensa la noche en tus brazos.

Las estrellas lentamente se desnudan
Cayendo en mi copa.
Las tormentas son una gota
Humectando mis labios.
Tu cabeza se acomoda en mi cuello,
Mi mejilla se pega a tu cara
Inhalando el mundo que deberíamos tener,
Antes de que la mañana nos coma.

Y estamos tan profundamente vivos…

Escrito por Charlotte.

Vía: solounachicacontacos

1 comentario

  1. La poema de la tema, la escritora para la historia, fábulas y cuentos.

Dejar respuesta