Mantener la pasión

0
616

La pasión por la pareja, el deseo, la atracción el interés y la fantasía no se evaporan solos, son nuestras actitudes y nuestras acciones las que hacen que se vaya apagando la llama, incluso hasta llegar a extinguirla.

En los días que corren, la rapidez con la que lo hacemos todo, la falta de comunicación, el aburrimiento se declaran enemigos principales de las relaciones de pareja, pero el que más daño hace es el egoísmo puro y duro. Ya que no somos capaces de pensar más allá de nuestras narices, y la verdad, el que pensó o la que pensó que compartir su vida con otra persona era fácil, creo que se equivocó. Porque tener pareja es compartirse, compartir los buenos días, pero también los malos, y claro hoy en día no dejamos pasar nada, solo pensamos en nosotros, es verdad, somo muy egoístas, adjetivo en el que me incluyo, porque lo primero es reconocerlo.

Como aquí en este blog estamos hablando de amor, vamos a comentar unos puntos claves para mantener tu amor y evitar que la llama se apague.

Te diré antes de empezar que esto no es un manual el cual seguir al pie de la letra , simplemente consejillos de una persona enamorada.

Lo primero que te diría es que cuando estés en pareja intentes mantener una conversación que no tenga nada que ver con el trabajo, simplemente hablar de cómo os sentís, o que te apetece hacer hoy. Comunicarse es de las cosas más importantes en esta vida. Intenta que la conversación fluya, y no te calles nada, lo importante a parte de la comunicación es la sinceridad, y que si te pasa algo o tienes un problema de cualquier tipo, cuéntaselo , porque es tu pareja , es la persona con la que compartes tu vida y seguro que le gustará saber qué te pasa.

También te diría que es muy importante sentirte bien contigo mismo, porque así estarás mejor preparado/a para aceptar a tu pareja.

Otro de los puntos clave para que cuando os veaís aún sintáis mariposas en el estómago es luchar contra la monotonía, si en serio, trata de innovar ya sea  a  la hora de elegir el lugar para cenar o para tener una noche de pasión.  Usa tu imaginación, puede hacer maravillas.

Hablar con tu pareja de lo que te gusta y no te gusta en la cama puede ser un puntito para que volvaís a querer probar cosas, por eso, hablad y sobre todo ponedlo en práctica.

Porque no hay nada de malo en pedir lo que quieres, ni tampoco en comentarle a tu pareja que quieres más preliminares o menos,  o en contarle la última fantasía que se te ha venido a la cabeza , sobre todo lo que tienes que pensar es que la naturalidad a la hora de hablar de estos temas es fundamental porque ten en cuenta que nadie es adivino para saber lo que uno mismo quiere, eso sólo lo sabes tú.

Bueno espero que os sirva de algo esta pequeña reflexión que hoy se me ha venido a la cabeza.

Así que nada, buen  fin de semana a todos.

pasionImagen:reflexionesensoledad

Dejar respuesta