Manualidades: Marcapáginas con mucho corazón

0
1969

En San Valentín podemos regalar multitud de cosas que no se hayan regalado, algo que no sea lo típico que siempre regalamos, pero si se te ha agotado la originalidad no te preocupes que nosotros te vamos a echar un cable. Por ejemplo, si a tu pareja le gusta leer le puedes regalar un marcapáginas como éste.

Es un regalo que podrá usar durante mucho tiempo, no es perecedero, y será siempre un recuerdo de un días especial. Para hacerlo vamos a necesitar:

  • tela de lienzo (con algodón grueso)
  • un trozo de tela (o varios si queremos hacer más de uno, que sean diferentes)
  • barra de pegamento
  • pegamento blanco
  • tijeras
  • abrazaderas de papel
  • hierro
  • maquina de coser
  • hilo
  • moldes de letras
  • tinta

¿Cómo lo hacemos?

Cortamos la tela de lienzo a medida de lo que será nuestro marcapáginas, con unas medidas de unos 6 cm de ancho por 20 o 22 cm de alto.  Cortamos también la tela que hemos elegido, pero lo hacemos para que sea un poco más corta que la tela del lienzo, unos 2 cm.

Una vez hecho esto cogemos el pegamento de barra y lo extendemos por los reversos de las dos telas, de forma que toda la superficie quede impregnada excepto el trozo de lienzo que sobresale, y entonces, los pegamos, ajustando muy bien cada unos de los lados y esquinas para que nos quede simétrico.

En la parte superior, doblamos las dos esquinas para que quede en pico, aplicamos también pegamento, y sujetamos con dos abrazaderas de papel para que seque bien. Mientras dejamos que eso seque, cortamos un pequeño corazón de la misma tela del reverso y lo pegamos en la parte frontal, en el lienzo, a la altura que queramos.

Cuando todas las partes de pegamento están secas, comenzamos a trabajar con la máquina de coser, y cosemos los bordes de toda la tela y también alrededor del corazón. Una vez cosido, veremos que hay un trozo de tela de lienzo que nos ha quedado fuera, bien, pues tiramos de sus hilos poco a poco para crear fleco.

Ahora cogemos los moldes de letras y la tinta, y los utilizamos para poner el nombre de la persona, o poner algún mensaje, ya sea dulce o sexy, a elección de cada uno. Si no encuentras los moldes de letras siempre puedes escribirlo con un rotulador o bolígrafo especial para tela que no se difumine.

Si quieres, puedes hacer algún dibujo más con la máquina de coser, pero si no tienes demasiada maña, mejor dejarlo como está, seguro que le hace mucha ilusión.

Vía: Creative Kismet

Dejar respuesta