Para el día del padre, con amor de un hijo

0
609

¿CUANTO VALE TU TIEMPO PAPÁ?

Estaba atardeciendo, y el niño pequeño hacía grandes esfuerzos por no quedarse dormido.

Y el motivo para él merecía la pena, estaba esperando a su papá.

La puerta se abrió y el niño salto del sofá a recibirlo, pues tenía que hacer una pregunta muy importante:

– Papá ¿ cuanto cobras por hora? dijo el niño esperando una respuesta de su padre.

El padre extrañado y cansado le dijo que no molestara y lo mandó a la cama sin contestarle.

El niño volvió a insistir, y volvió a prengutar:

– Si papa, pero por favor solo dime, ¿cuanto te pagan por una hora de trabajo?
Esta vez el padre acertó a contestar:

-Hijo mío a mi me pagan 30 euros la hora, y ahora vete a la cama.

Pero el niño camino de su habitación se da la vuelta y le dice a su papá:

– Oye papá, ¿Me podrías prestar 20 €?

El padre un poco cabreado regañó a su hijo pensando que lo que quería era pedirle dinero para algún capricho y lo volvió a mandar a la cama.

El niño se alejó tímidamente, al meditar lo sucedido el padre comenzó a sentirse culpable. Tal vez necesita algo -pensó- y queriendo descargar su conciencia se asomó al cuarto de su hijo. Con vos suave le preguntó:

– ¿Duermes hijo?

– Dime papá, respondió entre sueños.

– Aquí tienes el dinero que me pediste.

– Gracias papá, -susurró el niño mientras metía su manita debajo de la almohada de donde sacó varias monedas.

– ¡Ya completé! -gritó jubiloso- “Tengo 30 €”

– ¿Papá, me podrías vender una hora de tu tiempo?…

Felicidades a todos lo papás, y a los que pronto lo serán.

Vía: carlos-soler

Dejar respuesta