Poema de José Espronceda a su madre

0
602

Mis caricias pagaste con exceso,

como pagan las flores en abril;

mil besos, ¡ay!, me dabas por un beso,

por un abrazo tú me dabas mil.

Vuelve; ¡Oh madre!, a mirarme con cariño;

tus caricias y halagos tórname;

to de ti me alejé, pero era un niño,

y el mundo me engaño, ¡perdóname!

Yo pagaré tu amor en el exceso

con que pagan las flores en abril;

mil besos te daré por solo un beso,

por un abrazo yo te daré mil.

Dejar respuesta