Reflexiones del sufrir

0
929

¿ Cuanto estás dispuesta a sufrir por alguien?

Esta es la pregunta que nos hacemos hoy, y aunque la respuesta depende de cada persona, hoy vamos a indagar un poco sobre este tema.

Seguro que muchos habéis tenido la sensación de merecer el daño que os hace esa persona, o conocéis a alguien que la ha tenido. Esta sensación aparece porque antes hemos dado algo, ya sea amor o amistad.  La sensación de merecer lo que está pasando no siempre es objetiva, ya que a veces confundimos lo que ha pasado pensando que podías haber echo algo para cambiar lo inevitable.

El sufrir por amor es algo muy subjetivo, pero vamos a partir de cómo se llega a ese sufrimiento.

Cuando nos enamoramos o entablamos una relación de amistad, intentamos dar lo mejor de nosotros mismos. En el caso del amor hacia una pareja abrimos nuestro corazón, compartimos nuestra intimidad, al fin y al cabo se supone que esa persona está contigo para todo, entonces decidimos desnudar nuestra alma, y es en ese punto cuando los secretos dejan de serlo y depositamos toda nuestra confianza en esa persona porque se supone que esta persona es para nosotros,era nuestra media naranja.
Esta claro que el proceso de enamoramiento es complicado, pero tarde o temprano llegamos a ese nivel de confianza que en un caso dado puede hacernos daño.

Cuando en una pareja empiezan las discusiones, hay que intentar ser comprensivo, considerado, intentar hablar la cosas antes de llegar a mayores.
Pero está claro que cuando empiezan los menosprecios, los olvidos, o la simple desconfianza, es que no estás en el lugar adecuado. Y con esto me refiero que esta persona no está echa para ti.

El respeto en una pareja es imprescindible y cuando esto falla, todo falla.

Si estamos con alguien, le amamos , y si él o ella no nos ama, hay que pensar con la cabeza fría y dejar cuanto antes, porque lo único que podemos hacer es salir escaldada/o con la situación.

Por que si no eres bien recibido/a en un sitio que haces? te quedas y aguantas el chaparrón? yo creo que no , porque si no te quieren en un sitio, bueno y sobre todo si ese sitio es su corazón ni me molesto en entrar.

Se que hablo desde el “no sufrimiento” porque por ahora a mi las cosas no me van mal, quiero decir hoy en día, pero cuando no ha ido bien la cosa, he cogido mis trocitos de corazón y me he ido por patas, aunque el sufrir es algo que dura un tiempo, no se va así como así.

No tienes que intentar agradar a nadie, tu eres cómo eres, y si no te quieren así es porque en realidad no te quieren, no te aman.

Como dijo R.W. Emerson  “La verdad es más hermosa que el fingimiento del amor”.

Y sobre todo no olvides que tú vales mucho !!!

Dejar respuesta