Románticas y Dulces poesías

0
590

Hoy les dejamos con algunas poesías dedicadas al Amor. Esperamos que os gusten!

Hoy, en la quietud de mi habitación,
Brotan de mi mente los recuerdos,
Surgen de la nada pensamientos que ayer me hacían soñar.
Bellos momentos que el alma atesora,
Sueños que el tiempo no los hizo realidad.

Una verdad no dicha a tiempo destruyó mi ilusión,
Destrozando así los sueños y un corazón que hoy late sin prisa
Porque ha quedado vacío.

En un instante el sol dejó de brillar,
Las estrellas ya no iluminan como antes
Y la luna se esconde detrás de una gigantesca nube gris
Que se formó y convirtió mi vida en una noche obscura
Desde que decidí renunciar a ti.

No hubo reclamos, no había palabras,
Tampoco explicaciones vanas,
Cualquier justificación no sería suficiente para reconstruir
Lo que una cruel mentira se llevó.

Yo sé que el tiempo, sólo el tiempo, traerá de regreso a mi vida
La esperanza de un nuevo amanecer
Y llenará el corazón de tantas ilusiones
Que rebosante estará en la espera del verdadero amor.

La amistad no es objetos regalar,
significa querer sin palabras pensar,
no significa hacer, sino sentir.ino traicionar
La amistad significa compartir,
desde tus quebrantos hasta tus logros,
y sin miedo a lo que digan otros.
La amistad es más que querer,
es poder juntos aprender,
es en realidad, un sentimiento de sinceridad.
La amistad no admite egoísmo ni vanidad,
ni rencores ni el por qué mentir;
simplemente es morir por vivir.
La amistad es algo sin comparación,
viene de lo más profundo del corazón
y que no necesita alguna explicación.
La amistad vale más que un recuerdo.
La amistad es algo más que un te quiero,
y no hay nada más que decir.

Una vez, temí que jamás
encontraría a alguien
a quien querer de verdad.
Quería alguien perfecto,
al menos para mí.

Una manera especial de hablar,
una forma sincera de escuchar;
sin temor de reír ni de llorar;
ternura y comprensión;
alegría y estímulo;
alguien que llenara mi corazón
de dicha…

Creo que esperaba mucho,
! Pero tengo fe ¡
Y creía que algún día
el encanto particular de alguien
transformaría mi vida.

Pero toda esa espera,
toda la soledad,
todos los momentos en que casi desistí,
valieron la pena;
han dado sus frutos.

Y es verdad que los deseos se hacen realidad,
porque lo que siempre he deseado
no es un sueño…
eres tú.

Compartir
Artículo anteriorLas bodas de los famosos
Artículo siguienteAjuar de la novia, la vajilla que aportaba
Diplomada en Educación social; técnico en laboratorio de imágen; tengo mucha experiencia en diseño gráfico, montajes, restauración, carteleria... etc. Además soy peluquera.. cosas de la vida! Por otro lado me encanta dibujar, la fotografía, la música, leer por la noche, Moto GP, la danza y claro está escribir (Tengo algunos cuentos y relatos cortos)... entre muchas otras cosas!

Dejar respuesta