Rubor Bien aplicado

0
565

Buenos días queridas amigas, en el espacio de hoy nos encantará echarles una mano para que el maquillaje final quede perfecto.

Si eres de las que les encanta acabar el maquillaje con un toque de rubor en las mejillas, recuerda que este no se aplica igual para todas las personas.. dependerá del tipo de rostro que tengas y tus facciones.

Es por ello que deberías tener en cuenta si tu rostro es por ejemplo redondo, ovalado, cuadrado… una vez aclarado esto ve al espejo y piensa en qué tipo de cara tienes.. fíjate bien pues de esto dependerá que el resultado final tenga éxito o no.

Si tienes el rostro ovalado recuerda comenzar la aplicación desde la parte superior del pómulo, hasta llegar un poco más arriba donde se hunde la mejilla.

Después extendemos hacia delante y así tomará un ligero ángulo hasta colocarse justo en el exterior de la orilla del iris del ojo.

Recuerda, en frente, nariz, pómulo y barbilla aplicar un color un poco más vibrante sobre estas zonas y si quieres destacar aún más los pómulos nunca utilices un color oscuro.

Si tienes una cara más bien redondita piensa que debemos dar contorno y forma al rostro… será mejor utilizar colorete en polvo y siempre un tono más oscuro que nuestra piel.

En forma vertical lo aplicamos bajo el pómulo, después sigue hasta donde termina la oreja.. añade además un poco de sombra en la zona de la barbilla y las mandíbulas.. de esta manera estaremos enmarcando el rostro y  parecerá con más forma.

Para rostros cuarados deberás trabaajar en las zonas que más sobresalen de tu cara.. con una brocha de cerdas gruesas nos aplicaremos un color vibrante de rubor. Traza una media luna ancha, por debajo del pómulo y la llevamos hasta la zona superior de la mejilla. Si tienes la frente ancha aplica sombra oscura a los lados.

Por último si tienes más bien un rostro triangular, añade rubor en barbilla y mejillas exclusivamente. Puedes utilizar un tono más oscuro.

Dejar respuesta