Un día tocó a mi puerta…

0
648

Un día tocó a mi puerta
aquel señor, llamado amor,
metiéndose tan de prisa,
que sin darme cuenta,
se adueñó de mi corazón,
y mi alma se encontraba,
locamente encantada,
quien pregonándome ser eterno
yo me enamoraba, de ti amor.

Ven, decía, vamos, toma mi mano,
sin pensarlo, respondí, si, ¡te amo!
Todo es de ensueño,
duró muchos años, lo que tiene que durar, el amor,

Hoy que ha pasado el tiempo
me doy cuenta que lo siento,

Que lo amo,
solo con mencionar tu nombre
brillan mis ojos,
y mi alma, que estoy contigo.

Amor, que un día llegaste,
amor, que no olvidaré jamás,
amor, que estemos juntos
mas allá también en la eternidad.

Vía: muymoderna (la web ya no está disponible)

Dejar respuesta