Una mala hidratación influye negativamente en la calidad de vida de los mayores

0
330

El agua es fundamental a lo largo de toda nuestra vida, pero más importancia adquiere aún cuando llegamos a edad adulta, ya que una correcta hidratación, junto con una alimentación adecuada y una actividad física adecuada son claves para disfrutar de una buena salud y calidad de vida de las personas mayores.

Dejar de lado este tipo de consejos puede provocar un importante deterioro de nuestra salud, tanto físicamente como mentalmente, aumentando también el riesgo de mortalidad entre estas personas mayores, de ahí la importancia que tiene mantener una buena hidratación en todo momento.  Esta ha sido una de las principales cuestiones que se han tratado en el IX Congreso de la Sociedad Española de Nutrición Comunitaria que se viene celebrando en Cádiz desde el pasado día 7 de noviembre.

hidratacion importante personas mayores

Según expuso la doctora Rosa María Ortega, catedrática de Nutrición y Bromatología de la Facultad de Farmacia de la Universidad Complutense de Madrid, uno de los desconocimientos más observados entre la población al hablar de nutrición es el relacionado con la hidratación, ya que rara vez el usuario sabe determinar a ciencia exacta la cantidad de líquidos que han consumido. De igual forma tampoco saben decir la cantidad que deberían tomar para tener una correcta hidratación.

Dentro de los distintos tipos de personas que hay en la sociedad, son los ancianos los que sufren más problemas de hidratación en parte debido a que su percepción de sed es menor que en el caso de las personas jóvenes, lo que puede hacer que pasen largos periodos de tiempo sin beber nada.

La propia doctora Ortega advirtió que una mala hidratación se le añade una disminución a la hora de realizar ejercicios físicos lo que aumenta el riesgo de obesidad entre las personas.

El proceso de hidratación es tan importante que un leve descenso en este proceso del 2% puede hacer que disminuyan habilidades cognitivas como la coordinación viso-motora, la atención o la memoria a corto plazo entre otras. Un descenso de hidratación a mayor escala hace que nuestro sistema de alerta y concentración disminuya considerablemente.

Por todo esto, una cosa tenemos que tener clara, la hidratación es muy importante a lo largo de toda la vida, pero hay que hace especial hincapié con aquellas personas de edad avanzada que tengamos a nuestro cargo.

Dejar respuesta