Cestas de flores

En las bodas, es bueno tener algunos adornos que reflejen el espíritu de la ceremonia. Una pequeña cesta de flores puede decir muchas cosas.

Con las cestas, se pueden decorar los asientos de los invitados, las paredes y las mesas del lugar donde se celebrará la ceremonia.

Las cintas, siempre quedan bien cuando se enrollan sobre una cestita. Una cinta amplia les permite disimular pequeñas imperfecciones de las cestas, haciéndolas lucir mil veces más elegantes de lo que son en su estado natural.

Las cestas más atractivas, son las que se hacen con flores como los lirios o las orquídeas, que tienen tallos largos. Si se animan con una cesta de paja lacada en blanco, no duden en probar con los pétalos perfumados, los cuales no necesariamente deben ser naturales, ya que también están los pétalos artificiales aromatizados.

Las canastas forradas con formas de sombrero, son una forma de hacer un canasto diferente. Forrar un sombrero viejo y añadirle las asas, y rellenarlo con flores es una excelente manera de reciclar un accesorio y darle una segunda vida.

Son tantos y tan variados los objetos que pueden utilizar para su boda, que hasta una calabaza es un buen elemento para disponer de flores adentro. Una calabaza pintada queda con un aspecto rústico increíble.

Vía: Weddingallabout

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here