Mirarte

Te miro y veo ternura, me haces recordar lo que es la dulzura, lo que es la belleza. Te miro y me quedo paralizado en el espejo de tu mirada. Te miro y gozo al mirarte.

Sé que no dejo de mirarte, que incluso me excedo en mirarte. Pero tú sabes que te amo, que todo es admiración, y que a la vez te miro para darte gracias. Te miro con incredulidad porque a veces pienso que no te merezco, pero sabes que lucho cada día para conseguirlo.

Te amo, y al mirarte el amor aumenta, te quiero, y no puedo dejar de mirarte. Si algún día me prohibes mirarte firmarás mi tristeza, porque mirarte es mi sueño e incluso mirarte es mi religión.

Mirarte, ¿cómo no mirarte?, si poder mirarte es un sueño cumplido, si mirarte es agradecerte, si mirarte es seguir soñando. Te miro y con esto sabrás que cuando te miro te digo que te amo con la mirada, te digo gracias por corresponderme y me despido hasta la nueva mirada… que no tardará más de un segundo.

Te miro y jamás dejaré de mirarte mientras viva.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here