Pedidas de mano originales

Cuando se trata de pedir la mano de alguien suele ser un momento bastante tenso, pues no sabes cómo reaccionará la otra persona, lo que está claro es que hay maneras y maneras y que a más te lo curres más posibilidades hay de que te digan que si.

Hoy te traigo una recopilación de algunas que me han llamado la atención ¿quién dijo que ser romántico no significa ser original?

Una buena forma es pedirlo en un lugar que sea importante para ambos como el lugar donde os conocisteis o algo así e intentar recrear esa vez.

Si te gusta la música tanto como a mí, tienes multitud de opciones, desde contratar a un cuarteto de cuerda, a un grupo que cante vuestras canciones favoritas, y si no, siempre te quedará la tuna y los mariachis. Otra buena idea es la del flashmob con su sanción favorita, lo que significa que necesitarás a varias personas, por ejemplo vuestra familia. En Youtube hay miles de ejemplos de ello.

Esta es una de las pedidas más originales que he visto

La cámara oculta es un puntazo, sin duda. Se trata de que vayáis a algún lugar a cenar o a pasear y que te pongas de acuerdo con algunas personas para que intervengan y recreen situaciones totalmente surreales que concluyan en la pedida de mano.

La gimkana o el juego de pistas es una buena opción. Se trata de que vayas dejando pistas por la ciudad o por un recinto para que finalmente os acabéis encontrando. Puedes recrear vuestra infancia y usar incluso un mapa del tesoro para aumentar la curiosidad.

Si la timidez no es lo tuyo, puedes elegir usar los medios de comunicación, las opciones son múltiples, desde pedírselo por la radio a hacerlo en medio de algún evento deportivo, para esto último quizás necesites pedir autorización.

Si tu pareja es fan de los jardines, puedes pedírselo en el de vuestra casa gracias a algún jardinero que te ayude a ambientar el lugar.

Lo de los espejos la verdad es que jamás se me habría ocurrido. El objetivo es que se lo pidas en una habitación llena de espejos, para que mire para el lado que mire, pueda ver la escena desde distintas perspectivas.  Si quieres complicarte menos, simplemente acompáñala a vuestra habitación y que se encuentre escrito en el espejo de ésta “¿Quieres casarte conmigo?”

Como buena estudiante de publicidad me parece súper original pedírselo en una valla publicitaria, aunque esta forma es un poco más cara, ya que tendrás que contratar algunos servicios.

Por último, puedes utilizar vuestra casa y las luces. Es muy simple, deja la casa completamente a oscuras, y en cuanto ella entre que se vayan encendiendo las luces a medida que vais caminando, hasta que finalmente acabéis en una habitación en la que esté escrito con pintura fosforescente la famosa frase.

¿Se te ocurre alguna más?

Fuente: Ella hoy

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here