Trucos para zapatos que resbalan

¿Buscas trucos para zapatos? ¿Te has comprado unos tacones nuevos? Si tus suelan resbalan en cualquier superficie (y no digamos en pistas de baile o suelos encerados) no corras el riesgo de torcer unos de tus bonitos tobillos. Hoy te recomiendo algunos estupendos trucos que te serán muy prácticos.

tacones

Algunos de estos trucos para zapatos son más prácticos que otros, pero todos son buenas elecciones para que tacones, sandalias, calzado nuevo que hayas comprado NO resbale tanto en las superficies. Una idea genial, aunque consista en estropear un poco la suela tan nueva, es pasar un acuchilla.

Ve trazando líneas en diagonal, hacia ambos lados, sobre la suela. No consiste en cortar demasiado, sino en romper un poco la primera película de la suela así evitaremos que  se deslicen tanto por el suelo. Es una forma rápida y práctica para estrenar zapatos sin riesgos.

Sobretodo cuando los tacones son muy altos, debemos tener más cuidado al estrenar el calzado… Otro de los trucos para zapatos que propongo hoy, es hacer uso de una lija de grano fino. Pasa la lija por toda la suela de ambos zapatos, verás que el pulido de la primera capa se va eliminando y esto hace que resbalen menos. Pero tened cuidado de evitar mucha emoción haciendo esto, ya que puedes eliminar más capa de la cuenta.

Principalmente estos dos consejos, para mi, son los mejores. Después hay otras cosas que se pueden hacer, aunque resultan menos prácticas… pero es cuestión de gustos. Cuando siento el suelo pegajoso, es algo que no me gusta nada… pero si algunos de vosotros no os da una sensación de angustia podéis probar a utilizar laca del pelo en las suelas.

Solo tienes que aplicar una capa y dejar secar muy bien; la película creada es pegajosa (esto es de lo que he estado hablando) de esta forma se agarra más al piso. La verdad es que es un truco rápido. Si llevas muchas horas con los tacones puestos, quizás tengas que dar otro toque de laca para seguir la fiesta.

De esta guisa, se pueden escoger elementos que sean algo pegajosos para evitar que los tacones resbalen. Echa un poco de imaginación, por ejemplo frotar la suela con un poco de patata natural, hace que el almidón se fije en los zapatos y que no resbalen en el suelo.

Igualmente la cocacola o el agua con azúcar mezclada, hace que el zapato se fije más al suelo y que su pulido no nos haga caer. Aunque estas últimas fórmulas no son de mis preferidas por lo que he comentado anteriormente, pero he de decir que si funcionan.

Por último os comento que hay productos especializados para este objetivo. Por ejemplo en tiendas que se dediquen a vender accesorios y cosas de danza o baile, venden ciertos productos para evitar que los zapatos resbalen en superficies pulidas, lisas… etc.

foto: wearyourvoicemag

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here