Guía para las damas de honor

Todas las novias tienen que incluir dentro de la planificación de su evento, a las damas de honor. Las damas de honor son un apoyo práctico, emocional y espiritual.

Selección de la Dama:

Digan lo que digan las tradiciones, lo cierto es que ahora la elección de la dama de honor no tiene que ser un asunto tan rígido, como lo era antes. Tú puedes elegir a la persona que quieras, y no tiene que ser necesariamente una mujer, también puede ser un hombre, ¿o acaso ellos no sirven como asistentes?.

Por lo general, el tamaño del banquete de la boda se basa en el tamaño y la formalidad de la boda, así como en el tamaño de la familia y el círculo de amigos. La dama de honor puede ser la hermana de tu novio, la hija de su matrimonio anterior o algún otro pariente.

La idea es que den cabida a todo el mundo, pero siempre respetando tus gustos y preferencias, porque puede darse que en la familia de tu novia se imponga prácticamente, el seleccionar a una dama de honor de la familia de él, por decir algo, y puede ser que tú en realidad quieras elegirla de tu familia y no de la de él. Piensa que la boda es tuya, y tienes que darte el gusto y el derecho de elegir a quien quieras.

Incluso, es posible pedir ayuda a varias personas, y así no sólo una tiene la oportunidad de ir a tu lado apoyándote.

Selección del vestido: Los vestidos de dama de honor tienen que complementarse con el estilo y la formalidad de la boda. Antiguamente, las damas de honor, tenían que vestirse todas iguales, pero hoy en día, pueden ir con vestidos diferentes, siempre y cuando estén dentro del mismo color, estilo, largo y familia de tela.

Ir donde un fabricante de vestidos nacional, es una buena decisión cuando las damas de honor están repartidas a través de todo el país. Para los accesorios, tengan en cuenta el estilo y color de los zapatos, la ropa interior, las joyas y los adornos para el pelo.

Costos para la dama de honor: Hay que ser consciente con los costos involucrados en la elección del traje de la dama de honor. No es poco frecuente que terminen gastando mucho más dinero del que tenían considerado debido a los imprevistos.

Para aliviar a quienes vayan a colaborarles como damas de honor, les pueden ofrecer apoyo para solventar algunos gastos.

El lugar de la boda:

La fiesta de bodas, cuando se realiza en un lugar lejano a la ciudad, puede ser imaginada por los novios como unas vacaciones de ensueño, pero para las damas de honor y los invitados, podría convertirse en una pesadilla costosa.

Más allá de los gastos de viaje, están los costes relacionados, como los días de trabajo perdidos, el cuidado de las mascotas y los niños.

La mejor recomendación para las novias que organizan su boda, es no planificar cada minuto de su fiesta, y dejar que las cosas fluyan.

Agradecimientos:

Después de la boda, es un gesto amable entregar a todos los asistentes lo mucho que han significado para ustedes. Un pequeño regalo y una nota de agradecimiento será suficiente.

Algunas opciones de regalo para las damas de honor, pueden ser los pañuelos de seda, joyas, bolsos, juegos de maquillaje, cajas de joyas, frascos de perfume y tratamientos de belleza. También puede ser un álbum de fotos con las fotos de cada dama de honor y sus canciones favoritas.

Lo importante es que todo tenga un significado especial y salga de tu corazón.

Vía: weddindresses

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here