Las arras, para el perro

Ayer mismo hablábamos de qué hacer con el perro en tu boda… Pues nada, ya lo ves. Si está bien enseñado (por supuesto, no te recomiendo que intentes esto de no ser que estés segura al cien por cien de que lo va a hacer bien), puede ser un detalle muy gracioso que sea el encargado de llevar las arras.

Lo de la cestita está bien, pero si no te fías mucho de que la coja pero sabes que si lo llamas acudirá seguro, puedes ponerle una almohadita atada en la espalda con las arras enganchadas.

¿Te atreves o crees que tu perro puede liar una buena?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here