Boda ibicenca

Una variante de las populares bodas hippie son las ibicencas, pues también están envueltas de esa magia propia del estilo boho que envuelve a la isla balear. No obstante, la principal característica que reconocen a este tipo de enlaces es el color blanco, que llega a impregnar el vestuario de sus invitados descartando todo el protocolo tradicional. Descubre cuáles son las claves para conseguir una celebración de este tipo.

BodaIbicenca1

Lugar

Ibiza es el lugar perfecto para este tipo de celebración ya que es el orígen de esta tendencia, pero no es necesario que nos traslademos hasta allí para poder celebrar este tipo de bodas. Unicamente, es necesario que la ceremonia se realice al aire libre y, si tienes la oportunidad de que haya playa, el resultado será espectacular.

bodas

Decoración

Es importante tener a la naturaleza como elementos indispensable para nuestro evento. Por lo tanto, seria conveniente que apostaseis por las flores en todas sus variedades y por colores cálidos como, por ejemplo, el marrón que no desentonen con el entorno.

La comida suele ser una parte importante de las bodas, pero en este caso se trata de un tipo de fiesta más desenfadada. Por ello, podemos contratar un catering que inicie la velada con un cóctel lleno de deliciosos canapés y continuar con mesas repletas de comida al más puro estilo buffet. Si os aseguráis de que todo lo que se ofrezca esté realmente bueno vuestros invitados quedarán encantados.

Vestuario

Es habitual en cualquier evento nupcial que la novia vista de blanco y dicho color quede prohibido para el resto de invitados. Sin embargo, el estilo ibicenco es la única excepción a esta protocolaria regla puesto que, no sólo ambos novios podrán vestir de este tono, sino que los invitados también deberán seguir esta normal. Lo ideal es extender el espíritu boho a todos nuestros amigos y familiares, de manera que elijan atuendos cómodos, ligeros y que nos permitan una gran libertad de movimiento.

Igualmente, el confort también se busca en nuestros pies, pudiendo desechar los incómodos tacones por unos pies descalzos que puedan sentir el contacto con la arena y el agua de mar. De esta manera estaremos aumentando aún más la unión con la naturaleza tan propia del movimiento hippie. Una alternativa podrían ser las alpargatas.

Respecto al estilismo de la novia, son habituales las melenas sueltas con algunas ondas sutiles muy naturales, así como los recogidos semi-desechos y los adornos en forma de coronas florales. Lo mismo ocurre con el maquillaje, que resaltará sus rasgos más favorecedores simulando la inexistencia de éste.

Fuente | www.vogue.es

 

 

Ir arriba