La mejor selección de figuras para tartas de bodas

Una boda es uno de los momentos más importantes en la vida de una pareja. Aunque es cierto que un enlace de este tipo implica muchos trámites y un cierto coste, nos ofrece también la oportunidad de dedicarle tiempo y cariño a pequeños aspectos que harán de ese día un evento perfecto. El cuidado de esta perfección pasa por la elección de detalles pequeños, pero muy simbólicos y originales. De hecho, los factores sorpresa y creatividad han conseguido en los últimos años encabezar la lista de prioridades en las bodas españolas. Uno de esos detalles a tener en cuenta son las figuras que adornan uno de los momentos estrella de la celebración: la tarta. Si nos decantamos por opciones como las figuras de novios con diseño exclusivo de Mopec conseguiremos darle a nuestra tarta un toque glamuroso y lleno de originalidad que cualquier pareja querría guardar en su álbum de bodas.

De crema, de varios pisos, a juego con la ropa de los novios… Una tarta de bodas está abierta a la innovación y a los gustos. Si el menú es parte del éxito de una boda, la tarta lo es todavía más, ya que pone el punto y final a la parte gastronómica de la celebración. Además de decidir casi uno por uno sus ingredientes, hoy en día tenemos la oportunidad de diseñar casi a nuestra medida el toque final: las figuras tartas que presidirán su cima. Esta variedad permite que podamos conseguir las figuras para bodas que más nos representan, que guardan relación con alguna característica que nos une a nuestra pareja o que, simplemente, destacan por su originalidad.

Y esto ¿cómo es posible? Gracias a diseños exclusivos, que cuentan con copyright. A continuación, detallamos algunos ejemplos que pueden inspiraros:

  • Los novios viajeros: si queremos darle un toque simpático y divertido a nuestros cake toppers, recurrir a escenarios diferentes nos dará la clave. Si por ejemplo somos una pareja a la que le gusta viajar, sorprenderemos a nuestros invitados con unas figuras que se mueven con la maleta a cuestas y el traje de la boda.
  • Una selfie: recurrir a elementos propios de la vida moderna y las nuevas tecnologías serán de los más inesperados. Por eso, adornar nuestros postres con figuras para pasteles que luzcan un palo selfie o se enmarquen en un cuadro para una foto serán una opción muy novedosa.
  • Tradicional y elegante: si somos unos románticos y nos gustan las figuras que se centran en la propia celebración, no tenemos por qué prescindir de la creatividad. Podemos encontrar una pareja abrazada, cuyo diseño y formas se salgan de lo habitual.
  • Bodas de plata: el sueño para muchas parejas es llegar a las bodas de plata y, si es posible, a las de oro. Por eso, si tenemos la suerte de celebrar ese evento, nuestra tarta puede estar presidida por figuras que hagan hincapié en los números de ese aniversario. Por ejemplo, con los novios subidos al número 25.
  • Novios camino de la paternidad: si nos van las sorpresas, no podremos evitar dar una el día de nuestra boda y ningún momento mejor que con la llegada de la tarta. Si por ejemplo los novios esperan un bebé, la elección de la figura puede ser una buena excusa para anunciarlo a nuestros invitados.
  • Mi mascota preferida: si una boda es un momento especial en nuestra vida, es normal que queramos que ese día nos acompañen nuestros seres queridos. Si todavía no estamos pensando en tener descendencia pero en nuestro día a día le damos cariño a una mascota, ¿por qué no incluirla en la cima de la tarta? Además de original será una manera de mostrar el afecto que le tenemos.
  • Un toque abstracto: para los amantes del arte y de los diseños conceptuales, existe la posibilidad de optar por figuras de ese estilo.

Además, si queremos que las figuras de la tarta no sean simplemente un adorno que luce en lo alto de la mesa de los novios, podemos encargar réplicas que adornen cada una de las mesas de los comensales o, incluso, aprovechar este detalle para repartir pequeñas figuras similares a cada uno de nuestros invitados. Sin duda, les resultará un regalo original y personalizado.

Por último, otro de los aspectos importantes a la hora de encargar las figuras de nuestra tarta es la facilidad para hacer el pedido. Por suerte, en los últimos años las nuevas tecnologías han facilitado este servicio, por lo que, en la actualidad, cualquier pareja que lo desee puede ver, elegir y recibir las figuras de su tarta desde el sofá de su casa, pudiendo dedicarles más tiempo a otras tareas que sí requieren de desplazamientos. Por eso, no es de extrañar que, según un estudio reciente, el 91% de las parejas que deciden casarse bucean por la web para encontrar y contactar con los proveedores.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here