Por qué hacer la boda en invierno

En invierno, resulta más conveniente celebrar las bodas, en primer lugar, porque hace frío, y cuando hace frío, pocos quieren casarse. Prefieren las fechas de buen clima. Todo esto trae una serie de beneficios para los novios.

16

Más allá del clima frío y el no querer salir mucho de casa por esos meses helados, celebrar la boda en invierno, tiene una serie de beneficios como les decía antes, y que van mucho más allá de lo económico. Veamos cuales son algunos de ellos:

Podrán marcar la diferencia con casi todos los demás matrimonios que se celebran en verano. Su boda será inolvidable y diferente a todas las demás.

Podrán elegir con mayor facilidad la iglesia que deseen, y de seguro habrá fecha y hora disponibles para cuando quieran, por lo que les decía antes, que en invierno, casi nadie se casa.

Lo mismo pasa con las recepciones de boda. Se puede elegir cuando y como la quieren sin tener que pasar momentos de ansiedad. No tendrán que reservar con meses de anticipación.

Si quieren que su matrimonio resulte más económico, la mejor época es el invierno. Tendrán un mejor servicio y seguramente hasta encuentran un buen fotógrafo a buen precio y un buen decorador, ya que por esos meses ellos también están escasos de trabajo.

En invierno es menos probable que falten sus invitados, mientras que en verano, se van de vacaciones y les puede complicar la fecha.

Pueden ofrecer a sus invitados, pequeñas botellitas, muy bien decoradas con un licor rico, que hasta podría ser preparado de una manera especial, y etiquetado por los novios con sus nombres.

Luego de la boda, la luna de miel se puede organizar en un hotel de montaña, dentro de una estación de esquí, para hacer románticos paseos en la montaña.

Fotos: (Sean Choe) flickr

Ir arriba