¿Qué bolso me llevo a la boda?

Cuando nos invitan a una boda, lo primero en lo que pensamos es el vestido que nos pondremos y, una vez elegido, entonces buscamos los zapatos que mejor combinen, como segundo paso.

Para muchas mujeres, el problema llega cuando tienen que buscar un bolso que combine con el atuendo elegido, que sea de fiesta y que además, tenga capacidad suficiente para guardar todo lo que nos resulta imprescindible.

Los bolsos de fiesta suelen ser pequeños y puede resultar complicado que sean capaces de admitir todo lo que habitualmente llevamos en el bolso diario.

No nos queda más remedio que ser selectivas y excluyentes pues, del mismo modo que no queda bien llevar un bolso tipo saca con el atuendo de fiesta, tampoco resulta elegante llevar el bolso de gala cargado hasta los topes, incluso llegando a deformarlo.

Hay que buscar un color que vaya en concordancia con el color del vestido o de los zapatos. No obstante, un bolso de fiesta blanco o negro, siempre queda bien, resulta elegante y combina con todo.

En cuanto al material, normalmente el raso resulta siempre muy elegante y los detalles de pedrería pueden dar ese toque ideal para convertir un bolso sencillo en un complemento muy glamoroso acorde con el evento al que hemos sido invitadas.

Como en este caso, el tamaño sí importa y el bolso de fiesta tiene que ser de un tamaño reducido, para compensar su falta de espacio, siempre podemos llevar todos esos objetos de los que no podemos dejarnos en casa, en un bolso más grande y dejarlo en el coche o en guardarropía, y llevar lo imprescindible en el que hemos elegido para lucir un aspecto elegante, chic y festivo.

Dentro de la forma y el tamaño clásicos de un bolso de fiesta, puede ser con asa o de mano, dependiendo de lo que nos pueda resultar más cómodo.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here