Casamientos japoneses, una manera diferente de contraer matrimonio

En este artículo nos referiremos a las características fundamentales de los casamientos japoneses, una forma de conocer una cultura diferente e interesante.

El casamiento es una ceremonia que busca unir una pareja de personas que se aman, se trata de un evento social muy diferente en cada una de las culturas. Existen diferentes formas de celebrarlas, una de las más pintorescas e interesante de conocer son los casamientos japoneses, son muy tradicionales e interesantes. Los mismos están formados por tres etapas: Yuino no Gui, Kekkon no Gui y Hirou no Gui.

Etapa del Yuino no Gui

Casamientos japoneses
Fuente: Onir

Esta es una de las diferentes etapas por las que está formada un casamiento o boda japonesa. Es el anuncio formal de un compromiso que se lleva a cabo entre los progenitores. Los responsables o padres del varón se presenten ante la familia de la futura novia con respeto. En agradecimiento por recibir a la futura esposa de su hijo se ofrece un dote (según el concepto conocido en Occidente). En japones esta dote se denomina Yuino hin.

El Yuino hin esta formado por siete elementos diferentes en los que se representa la gratitud de recibir a la novia. Los elementos son: noshi, kosoderyo, yanagui taruryo, surume, kunbo, tomoshiraga, suehiro.

El noshi se llamaba originalmente Noshi Awabi, era una especie de almeja que pasa por una serie de tratamientos especiales, con la misma se busca representar la longevidad. El kosoderyo representa a la suma de dinero de Yuino hino, en la antigüedad la era una cantidad de dinero que la familia del novio daba para que la novia pudiera hacerse el vestido, el regalo era muy bien tomado por la novia, con mucha alegría.

Yanagui taruryo es una cantidad de sake, recordemos que el sake es el alcohol de arroz, una bebida considerada como sagrada en el momento de las celebraciones. El surume es un símbolo con el cual se representa la unión del matrimonio, es un deseo que se expresa. El kunbu es una ofrenda para ser bendecido con hijos.

El elemento denominado Tomoshiraga es un amuleto que se deberá usar hasta que el matrimonio se haga anciano. Por medio del suehiro se busca que el matrimonio tenga prosperidad y diche en su matrimonio.

Como Japón está rodeado en sus cuatro puntos cardinales por las dádivas del mar y bendecido por las gracias de las montañas, utiliza esta abundancia de beneficios en favor de una próspera, saludable y plena unión: ese es el significado que posee el Yuino hin.

Cuando ya se haya anunciado el compromiso el segundo paso sera el Kekkon Shiki

Etapa del Kekkon Shiki

Casamientos japoneses
Fuente: Javier Carcamo

 

Se trata de la ceremonia religiosa en la cual la pareja se compromete a amarse. En base a la fe de la pareja esta ceremonia puede ser shinotoista o budista. Por otro lado cabe destacar que en los últimos tiempos se ha incorporado a las tradiciones el estilo de casamiento occidental, esta costumbre pasó a formar parte de las costumbres japonesas.

Por esa razón es normal que después de que tenga lugar la ceremonia de casamiento tradicional los novios cambien sus vestimentas y terminen celebrando una boda con la novia vestida de blanco y una torta de tres o cuatro pisos.

Normalmente la ceremonia del casamiento japones puede tener lugar en un templo que puede ser budista o shintoista, o en un hotel en donde la encargada de realizar la celebración puede ambientar los salones de tal forma en que se pueda realizar de manera apropiada la ceremonia religiosa y después la fiesta.

Bodas en la antigüedad

Casamientos japoneses
Fuente: Luis Jou Garcia

En la antigüedad las modas eran realizadas en los hogares, de forma más sencilla e íntima. Tengamos en cuenta que las casas de Japón tienen una sala donde existe un espacio denominado tokono ma, un sitio en el cual se llega a manifestar el espíritu de la familia por alguna caligrafía, arreglos florales, etc. En este sitio se puede llegar a colocar el altar, y de esta forma se convierte en una sitio ideal para realizar la ceremonia religiosa.

Las bodas japonesas se caracterizan por ser pequeñas, sólo asisten unos pocos miembros de la familia, generalmente los más cercanos. Por el contrario, la recepción o fiesta suele ser bastante numerosa, se llegan a invitar hasta 200 personas, incluyendo amigos y compañeros de trabajo de los novios, además de todos los miembros de la familia.

Es muy importante que los invitados a una boda japonesa confirmen su asistencia, de o hacerlo puede ser tomado como una falta de respeto. Después de aceptar la confirmación se espera que se envíe un monto de dinero en efectivo como regalo y no un articulo o producto decorativos.

Hoy te hemos contado algunas de las características de las bodas o casamientos japoneses, un momento muy especial en su vida, el cuál, lo mismo que sucede en Occidente, es para recordar toda la vida.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here