Problemas comunes de los zapatos de novia

A las novias siempre les va a costar encontrar el zapato perfecto, porque, justo el que le gustaba, tenía la suela un poco resbalosa, o los dedos le flotaban por dentro de la horma, o la parte del empeine, le causaba roce.

14 300x217 1

Estos son problemas comunes de todos los zapatos, y todos tienen fácil solución. Lo único que no tendría solución, sería un zapato más pequeño que el pie de la novia, y aun así, se podrían mandar a agrandar con un buen zapatero, pero no lo recomiendo.

Para el caso de una suela muy resbalosa, que no te permitirá bailar tranquila, lo mejor son los parches autoadhesivos con superficie áspera, que se pegan justo en la suela del zapato.

22

Cuando el problema es que el zapato te queda muy apretado en el talón, el mejor alivio son las cintas autoadhesivas como parches acolchados en color carne. Se ponen bajo las pantimedias, y ya nadie los notará y podrás caminar cómoda, sin sentir el roce en tus talones.

Si los dedos quedan flotando dentro de la horma del zapato, la solución es rellenar ese espacio extra con bolitas de algodón, de esas que usas para quitar tu maquillaje. Si notas que tus pies se han hinchado en la noche, puedes sacarlas de a una para ir acomodando el zapato a tus pies.

Y para tener una superficie donde pisar, más blanda, lo mejor es aplicar una parte de plantilla a la parte baja del zapato de tacón, de modo que tu pie camine más cómodo. A veces, los zapatos, por más caros que sean, no son lo suficientemente cómodos.

Fotos: (Imcountingufoz, Welovepandas) flickr,

Ir arriba