¿Qué se celebra en Navidad?

La Navidad, de eso vamos a hablar. Es una festividad que todos conocemos bastante bien pero que podemos vivir de maneras muy distintas. De hecho, solemos nombrar tanto al 24 como al 25 de diciembre de ese modo, pero debemos recordar que el 24 es Nochebuena.

Según el país donde residas, es posible que te reúnas con tus seres queridos, en la Nochebuena a comer, charlar entre toda la familia, esperar hasta las 12 de la noche, abrir los regalos, agradecer, brindar con una copa de champán o sidra y seguir charlando hasta que no quede nadie. Pero también tu celebración puede ser el día 25 de diciembre, es decir propiamente Navidad. En algunos países se organizan reuniones ambos días.

Un evento para toda la familia

Y eso está muy bien, y suele ser un plan que divierte a todo el mundo, pero para los católicos, esta festividad representa otra cosa.

Ellos también colocan decoraciones de Navidad y adornos de Navidad, pero cosas como las bolas de Navidad pueden adquirir otros significados. Por ejemplo, estas suelen ser rojas porque representan las manzanas del paraíso donde vivían Adán y Eva antes de caer en el pecado.

El árbol de Navidad se dice que tiene esa forma triangular por la Santísima Trinidad, la creencia central sobre Dios, este se manifiesta en tres personas distintas: el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo.

En este artículo nos proponemos ahondar en el significado de esta festividad para los cristianos católicos.

celebracion navidad 1

La Navidad es el día en el que nace Jesús, el hijo de Dios quien fue enviado para salvar al mundo. Dios le había hecho la promesa a su pueblo y cumplió.

El periodo previo a la Navidad es el Tiempo de Adviento, que tiene una duración de cuatro semanas y donde se preparan para la llegada del Niño Jesús. Es un tiempo de recogimiento, de simpleza donde se busca rescatar el espíritu humilde y solidario de quien vendrá. Es un tiempo muy especial ¡en cualquier momento llegará el Niño!

Palpita la fiesta con tiempo

Se puede incluir un Calendario de Adviento en la casa para acompañar esta cuenta regresiva. En cada día se puede ir descubriendo una frase para reflexionar en familia o un propósito personal. Si hay niños en la casa, para sumar entusiasmo se puede agregar algún mini presente o una actividad para hacer en familia.

Este Calendario mismo puede hacerse en casa, en familia, como actividad navideña. Se puede usar una cartulina en la que se van poniendo sobrecitos por día. Se puede decorar con dibujos o incluso agregarle algunas pegatinas.

El 24 de diciembre se celebran misas en las iglesias denominadas «la misa de Nochebuena». En estas celebraciones se congrega muchísima gente y en ocasiones se utilizan espacios abiertos para permitir que más personas se sumen. Son las vísperas del nacimiento por lo que se vive con mucha emoción pero también simpleza. Al finalizar la misa, si la iglesia posee una imagen del niño Jesús, suelen compartirla con la comunidad para que, en procesión, puedan ir a besarle los pies, como símbolo de adoración.

Un objeto que para muchos es decoración pero para los cristianos católicos es el centro de la celebración es el pesebre.

El mismo se prepara, al igual que el árbol, el 8 de diciembre. Ese día se celebra la fiesta de la Inmaculada Concepción de María, es decir, que María fue concebida sin el pecado original en el seno de su madre Ana.

El origen de la fiesta y sus protagonistas

Según los historiadores, la primera celebración en la que se preparó un pesebre fue en la nochebuena del año 1223 en la ermita de Greccio, Italia. Quien lo organizó fue San Francisco de Asís.

El pesebre es una escena en la que aparece María, la madre de Jesús, José, el esposo de María, algunos pastores, algunos animales y la cuna de Jesús.

La historia del pesebre navideño es la siguiente: María había quedado embarazada, pero no de su marido. Por eso bajó del cielo un Ángel, para ser más específicos el Ángel Gabriel, y le dijo que la criatura que tenía en el vientre era el hijo de Dios, y que sería el que transmitiría el mensaje de Dios a todas las personas. María lo aceptó y le contó a José. Este también lo aceptó y juntos esperaron su llegada. Viajaron los dos hacia el pueblo de Belén donde consiguieron un pequeño rancho, que acondicionaron para el parto.

Mientras ellos esperaban en el rancho, los llamados Reyes Magos, Melchor, Gaspar y Baltazar, siguieron la estrella de Belén esperando encontrar allí a ese niño enviado por el Señor. Llevaban como regalos: incienso, mirra y oro.

El 25 de diciembre a la madrugada, por fin llegó al mundo Jesús, y ese fue el famoso nacimiento navideño.

Hay gente que representa el pesebre de Navidad en espacios extensos que le permiten dar movilidad a las piezas representando la cronología de esos días. Por ejemplo, todos los días mueve un poquito más cerca de Belén a los Reyes Magos.

Algo que es importante explicar es que el niño Jesús no debe estar en el pesebre, sino que su cuna debe estar vacía hasta el momento de su llegada. Esperar para poner al bebé Jesús, ya que ese es el día del nacimiento de Navidad.

Pero también hay personas que lo representan con las figuras de María, José, los Reyes Magos y los pastores, todos en torno a la cuna del niño, con Jesús puesto allí.

¿Qué pasa en las iglesias?

En las iglesias se organiza el pesebre viviente. Es una representación viva de esa tradición en la que participa la comunidad. Suele ser un momento muy emotivo y que ayuda a adentrarse en el espíritu de la Navidad.

En cambio, en las casas suelen ser pequeños muñequitos los que toman los roles. Estos suelen estar sobre pequeñas mesas o sobre muebles.

Ir arriba