¿Qué son las bodas experienciales y cómo organizar una?

Bodas experienciales

Si te quieres casar de forma original, las bodas experienciales están empezando a triunfar en todo el mundo, sobre todo entre los novios aventureros que quieren brindar algo muy especial a sus invitados.

Las bodas experienciales son la última tendencia en el sector, un tipo de boda muy original donde lo que importa es celebrar ese día tan especial disfrutando de una experiencia única. Tanto novios como invitados vivirán algo inolvidable, y lo harán de forma completamente diferente a lo que hasta ahora entendíamos por boda.

Bodas experienciales
Fuente: Public Domain Pictures

Los típicos cócteles y comilonas se están quedando atrás, el clásico banquete está pasando de moda, al menos entre los novios más aventureros que realmente quieren vivir una experiencia única e inolvidable junto a sus personas más importantes. Las bodas experienciales prometen vivencias que suponen un verdadero regalo, tanto para los novios como para los invitados que las disfruten.

¿Qué tipo de experiencias se pueden vivir?

En las bodas experienciales, los novios pueden elegir entre un gran número de posibilidades para ofrecer a sus invitados, al menos a parte de ellos. Un paseo en barco, una puesta de sol, bucear entre tortugas o delfines, tratamientos de belleza, sesiones de spa, sobrevolar paisajes increíbles…

Bodas experienciales
Fuente: Will Fisher

Las grandes aventuras están en los primeros puestos de esta nueva tendencia que suponen las bodas experienciales. La personalidad de los novios es clave para elegir el tipo, ya que si son personas muy tranquilas y nada amantes del riesgo, tendrán que descartar aventuras como la escalada, el buceo, rafting, senderismo, etc. Si lo son, sin duda hay una larga lista de deportes extremos y aventuras que pueden elegir para ese día tan especial.

En el caso de querer una experiencia tranquila y relajada que se adapte a todo tipo de personas, lo mejor es optar por bodas experienciales centradas en paseos en barco, visitas a un spa, un tour por unos viñedos, una excursión en alguna ciudad cercana, etc.

¿Cómo organizar una boda experiencial?

Organizar bodas experienciales no resulta sencillo, ya que hay que saber analizar con todo lujo de detalles qué invitados van a ser los que la disfruten, en el caso de no vayan a ser todos, por el motivo que sea. Puedes empezar por decidir los invitados, o bien la experiencia, ya que una cosa dependerá de la otra.

Si quieres que sea una experiencia conjunta con familiares y amigos, tendrá que ser algo relajado, ya que seguramente habrá personas mayores que no puedan realizar actividades de aventura. Si lo que quieres es que sí sea una aventura, puedes invitar solo a las personas que creas que podrán disfrutarla realmente, y con el resto limitarte al banquete.

Bodas experienciales
Fuente: Make Lemons

Teniendo ya claro el tipo de experiencia y los invitados para vivirla, hay que ponerse manos a la obra con la organización para que todo esté bien preparado y no surja ningún inconveniente llegado el momento. Al ser una tendencia que está en alza, hay muchas empresas que se encargan de poner un gran número de experiencias a disposición de los novios para para que elijan o incluso diseñen de manera personalizada la que quieren.

Es importante saber la fecha cuanto antes para poder reservarla, y ponerte de acuerdo con los invitados para que lo tengan en cuenta y no programen nada para ese día. Las condiciones climatológicas también son muy importantes, especialmente en el caso de actividades realizadas al aire libre, que suelen ser casi siempre. No siempre se puede saber con antelación el tiempo que hará un día en concreto, pero sería interesante tener alguna alternativa o preparar lo necesario para poder realizarla igualmente en el caso de que llueva, por ejemplo.

Bodas experienciales
Fuente: Roderick Eime

Dependiendo del presupuesto puedes combinar dos actividades. Por ejemplo, primero realizar una actividad de aventura y, después, irse a un spa para relajarse y recuperarse de todo lo vivido. Esto puedes hacerlo también con dos grupos de invitados, disfrutando así de este tipo de boda tanto con los aventureros como con los tranquilos.

En cuanto a las invitaciones, no cabe duda de que deberán ser muy originales. Se me ocurre que una invitación en vídeo puede ser lo más original, grabándolo incluso en la zona donde se vaya a desarrollar la actividad para que los invitados sepan lo que les espera. Si prefieres las invitaciones en papel, que tengan un diseño relacionado con el tipo de experiencia, y no te olvides de poner la ropa que es necesaria para ese día y cualquier recomendación que deban tener en cuenta los invitados.

¿Qué te parecen las bodas experienciales? ¿Te animarías a vivir una de estas aventuras en un día tan especial o eres más de las bodas «de toda la vida»? ¡Comparte tus opiniones con nosotros!

Ir arriba