Faldas largas de boda para este verano

0
3129

Iba a empezar diciendo que este verano se llevan las faldas largas y que por eso, os proponemos algunas faldas largas de boda para este verano. Sin embargo, lo cierto es que nunca han pasado de moda. Se llevaron la temporada pasada, esta temporada y hace 10 años. No importa cuantos años pasen, la temperatura que haga o el tipo de cuerpo que tengamos, que una falda larga siempre debería estar en nuestro armario.

Hoy os proponemos algunos modelos (más arreglados de lo normal) de faldas largas de boda. Para ir de bodorrio elegantes, cómodas y marcando tendencia. Son 8, ¿con cuál te quedas?

Razones por las que adorar las faldas largas de boda

Tienen un tejido ligero, son cómodas, combinan con todo y son muy prácticas. Y prácticas me refiero a que pueden ser nuestras mejores aliadas ante imprevistos. Me explico. ¿Y si llega el día de la boda y pareces un cangrejito porque no seguiste nuestros consejos para lucir perfecta en verano? ¿Y si tienes alguna marca de la depilación o algún cardenal que te hiciste en el bordillo de la piscina, y no quieres enseñarlo? Pues ahí están las faldas largas. Para ocultar las piernas, cuando (por lo que sea) no quieres enseñarlas. 

Eso lo primero y, segundo, porque, aunque un vestido corto parezca más fresquito… estamos equivocadas. Si la tela es finita, es igual de fresquito que un vestido. Incluso más, ya que te protege directamente de los rayos del sol.

Faldas largas de boda lisas

Sin duda, son las más recurridas. ¿Por qué? Porque solo tienes que decidir el color y listo. Hay cientos de modelos, pero si hablamos de faldas largas de boda hay una forma que destaca por encima de todas: las faldas estilo midi con vuelo, ¡mucho vuelo! Y es que, aunque no son midi (por debajo de la rodilla) sino hasta los pies, han ‘copiado’ el vuelo de éstas y se presentan rígidas, con vuelo y bastante abombadas.

Podéis elegir diseños algo más cortos con acabado brillante, como el que propone Tintoretto (59’99 €), faldas largas de boda de colores vibrantes como los de la nueva colección de Panambi (200 €), una falda fresquita de tul como ésta de Aluet (99’95 €) o, por último, un look formal con una falda plisada como ésta roja de Silvia Navarro.

faldas largas de boda
Fuente: Tintoretto (El corte ingles)

faldas largas de boda

 

Faldas largas de boda estampadas

No os penséis que por ser estampadas son más complicadas a la hora de combinar. De eso nada. ¡Al revés! Os damos un consejo. Cuando optas por llevar una prenda tan llamativa y preciosa como una falda larga estampada, lo mejor es dejar que se lleve todo el protagonismo del look. ¿Cómo? combinándola con colores planos. 

Mirad cómo se sigue este ‘truco’ en todas las combinaciones de las fotografías. Todas combinadas con blusas con volantes monocolor. Y no os penséis que lo hemos elegido adrede… De hecho, os proponemos que busquéis looks y veáis como casi siempre es así. ¡Incluso con las faldas largas lisas!

Rosa Clará, de donde es esta maravillosa falda larga, la combina con una camiseta ceñida negra de escote redondo y manga pirata. Y ya que nos metemos en materia, fijaos en el peinado. Si la clave está en dejar el protagonismo a la falda, hay que hacerlo por todos los medios. Por eso, la diseñadora lo muestra con el pelo recogido en un moño tirante. Así, la melena no será motivo de distracción.

En los tres siguientes ejemplos, ocurre lo mismo, menos en el de la falda estampada amarilla de Apparentia (210 €) que como veis se combina con una melena suelta y una corona de flores a modo de adorno para el pelo. 

faldas largas de boda
Fuente: Rosa Clará

 

faldas largas de boda Faldas largas para bajitas ¿Sí o no?

No hay una norma ni una ley que te permita llevar (o no) una falda larga de boda. Sin embargo, es verdad que hay cuerpos a los que sientan mejor que a otros…

Las faldas largas (hasta los pies) no suelen sentar bien a las chicas bajitas. Eso es un hecho. Pero no quiere decir que no podáis lucir una alguna vez. Eso sí, hay algunos trucos que podéis seguir para encontrar vuestra falda larga perfecta. 

Primero: vuestra medida ideal son las faldas por encima de la rodilla, pero si optáis por una larga, intenta que sea plisada o con rayas verticales. Dará sensación de altura y verticalidad.

Segundo: nunca escojas una cuya altura llegue hasta los tobillos. Es un tipo de altura que ‘acorta’ las piernas visualmente. ¿La solución y el truco perfecto? Escoge una falda larguísima que llegue hasta los pies. ¿Por qué? porque si es lo suficientemente larga, podrás esconder bajo ella unos tacones de infarto. 

Y tercero: la falda siempre tiene que comenzar por encima de la cintura. Cuanto más alta sea, más alta parecerás tú. Nada de faldas por la cadera, ¡súbela todo lo que puedas!

Estampadas o no, son la opción perfecta para ser original y dejar los típicos vestidos de invitada a un lado. Y una vez elegida la falda… ¿cómo la combinamos? Echa un vistazo a estos bolsos de Purificación García para invitadas que seguro te encantarán.

Dejar respuesta